Acceso clientes
  • Civil
Redactado por: Redacción Espacio Asesoría
25 de agosto de 2021

Reclamación de rentas en alquiler extinguido por enajenación forzosa

Los derechos del arrendador a percibir la renta se extinguen desde el momento en que el bien arrendado pasa a ser de propiedad de otro.

La propietaria de una vivienda arrendada interpone demanda de desahucio y reclamación de rentas contra los arrendatarios por falta de pago de la renta. La vivienda había sido adjudicada al propietario tras un procedimiento de ejecución hipotecaria.

El juzgado de primera instancia desestimó la demanda. Declaró que el arrendamiento no se encontraba inscrito en el Registro de la Propiedad y por tanto, al haberse ejecutado la hipoteca que gravaba la vivienda, el contrato había quedado extinguido por ministerio de la ley. Los arrendatarios habían pasado a la situación jurídica de precario al carecer de título y, en consecuencia, la demanda adecuada era la de desahucio por precario.

Contra dicha resolución, la demandante interpuso recurso de apelación. La AP Las Palmas revocó la sentencia de primera instancia. Consideró subsistente el arriendo, en aplicación del principio de conservación de los contratos. En consecuencia, la propietaria de la vivienda, adjudicataria del inmueble arrendado en el procedimiento de ejecución hipotecaria, tenía derecho a la percepción de las rentas.

La demandada recurrió en casación por infracción del art. 13 LAU, alegando que, si el contrato de arrendamiento urbano no accede al Registro de la Propiedad con anterioridad a los derechos determinantes de la resolución del contrato, este se resuelve ipso iure y, por tanto, no cabría una subrogación contractual sobre un contrato extinguido.

El TS estima el recurso y anula en parte la sentencia de la AP en cuanto al pago de las rentas. Confirma que por la fecha de otorgamiento del contrato (año 2014) le es de aplicación el precepto indicado, que establece que el arrendamiento queda extinguido y deja de surtir efectos con respecto al tercero adquirente si no está inscrito en el Registro de la Propiedad. Lo que se produce es una extinción “ope legis” de la relación arrendaticia, dando lugar a una situación de precario de los ocupantes.

Por ello, ante el impago de la renta arrendaticia, iniciado con el cambio de propietario -por la adjudicación de la finca en ejecución hipotecaria- y el aquietamiento durante un periodo de más de dos años y medio del nuevo propietario, sin instar el desahucio ni reclamar las rentas atrasadas, no se puede pretender que reviva una relación arrendaticia que había quedado extinguida automáticamente por ministerio de la ley.

STS (CIVIL) DE 1 MARZO DE 2021. EDJ 2021/510415

Fuente: Actum Civil

  • Civil

Reclamación de rentas en alquiler extinguido por enajenación forzosa

Los derechos del arrendador a percibir la renta se extinguen desde el momento en que el bien arrendado pasa a ser de propiedad de otro.

25/08/2021
Redactado por: Redacción Espacio Asesoría
0 comentarios