Acceso clientes
  • Civil
Redactado por: Redacción Espacio Asesoría
29 de julio de 2021

Inundación en inmueble arrendado y responsabilidad extracontractual

El inquilino está obligado a advertir al propietario sobre la existencia de defectos en el inmueble de los que se puedan provocar daños.

Se debate la responsabilidad del propietario de un local arrendado por los daños causados en la propiedad colindante como consecuencia de las filtraciones derivadas de la rotura de un tubo del lavamanos del local.

El TS declara que, de la doctrina jurisprudencial se infiere que no puede imputarse responsabilidad al propietario cuando el inquilino no ha advertido de la existencia de deficiencias en el inmueble.

 

El supuesto de responsabilidad objetiva o por riesgo del art. 1910 CC imputa la responsabilidad al que habite la casa o parte de ella. La jurisprudencia ha realizado una interpretación extensiva del precepto, acorde con su espíritu y finalidad, y permite la inclusión de supuestos como los daños ocasionados por filtraciones de líquidos y por cosas arrojadas dentro del edificio.

La norma establece una responsabilidad directa y objetiva del «cabeza de familia» que habite una casa o parte de ella. Cuando se trata de un inmueble de uso no residencial, sedes de empresas, locales comerciales, inmuebles en los que se ejercen profesiones liberales, etc., el «cabeza de familia» es el titular de dicho negocio o empresa, con independencia de su condición de persona física o jurídica. La exigencia de que el cabeza de familia «habite » el edificio se interpreta de una forma amplia.

El término habitar se entiende referido a cualquier tipo de uso, residencial o no, del que sea susceptible, desde una perspectiva material, el edificio o construcción de que se trate. Además, la jurisprudencia considera que la casa es habitada por el que posee el título para usar y disfrutar la «casa» en cuestión aun cuando todavía no la utilice, como acontece en el caso de edificios en construcción.

Y en el presente caso, por tanto, no procede la condena de la sociedad propietaria de la vivienda arrendada (de la que procedía el agua que generó la inundación) y que, por tanto no la habitaba (art. 1910 CC). Esa sociedad no fue advertida la propiedad de necesidad del mantenimiento de la vivienda (art. 21.3 LAU).

Entiende la Sala que no se está ante un supuesto de ruina, por lo que se debe excluir la aplicación del art. 1907 CC, como ya venía siendo doctrina jurisprudencial (sentencia 807/2003, de 22 de julio).

STS (CIVIL PLENO) DE 15 ABRIL DE 2021. EDJ 2021/534333

  • Civil

Inundación en inmueble arrendado y responsabilidad extracontractual

El inquilino está obligado a advertir al propietario sobre la existencia de defectos en el inmueble de los que se puedan provocar daños.

29/07/2021
Redactado por: Redacción Espacio Asesoría
0 comentarios