Acceso clientes
  • Contable
Redactado por: Redacción Espacio Asesoría
18 de junio de 2021

Fiscalidad de deterioro contable en el IS

Si no existe, o desaparece, la vinculación entre la vendedora y la compradora, será fiscalmente deducible.

La sociedad A vendió mercancía a la sociedad B en 2009 y en 2012. La sociedad A no llegó a cobrar de la sociedad B las ventas realizadas en 2009 y en 2012. Tampoco contabilizó ningún deterioro del crédito, ni siquiera en el ejercicio 2015, porque no se cumplían los requisitos contables. Sin embargo, en julio de 2016, la sociedad B es declarada en concurso de acreedores. Este hecho motivó que la sociedad A deteriorara contablemente el crédito en ese ejercicio 2016.

Se plantea por la empresa, entre otras cuestiones, si el deterioro contable que se registra en 2016 es fiscalmente deducible en su integridad en el Impuesto sobre Sociedades del ejercicio 2016.

Señala la DGT que el art. 10.3 Ley 27/2014, de 27 de noviembre, del Impuesto sobre Sociedades (en adelante, LIS), establece que “En el método de estimación directa, la base imponible se calculará, corrigiendo, mediante la aplicación de los preceptos establecidos en esta Ley, el resultado contable determinado de acuerdo con las normas previstas en el Código de Comercio, en las demás leyes relativas a dicha determinación y en las disposiciones que se dicten en desarrollo de las citadas normas.”

Respecto a la imputación temporal de ingresos y gastos, el art. 11.1 LIS dispone que “Los ingresos y gastos derivados de las transacciones o hechos económicos se imputarán al período impositivo en que se produzca su devengo, con arreglo a la normativa contable, con independencia de la fecha de su pago o de su cobro, respetando la debida correlación entre unos y otros.”

Por otra parte, el art. 13.1 LIS establece que serán deducibles las pérdidas por deterioro de los créditos derivadas de las posibles insolvencias de los deudores, cuando en el momento del devengo del Impuesto concurra alguna de las siguientes circunstancias:

  1. a) Que haya transcurrido el plazo de 6 meses desde el vencimiento de la obligación.
  2. b) Que el deudor esté declarado en situación de concurso.
  3. c) Que el deudor esté procesado por el delito de alzamiento de bienes.
  4. d) Que las obligaciones hayan sido reclamadas judicialmente o sean objeto de un litigio judicial o procedimiento arbitral de cuya solución dependa su cobro.

No serán deducibles las siguientes pérdidas por deterioro de créditos:

1º. Las correspondientes a créditos adeudados por entidades de derecho público, excepto que sean objeto de un procedimiento arbitral o judicial que verse sobre su existencia o cuantía.

2º. Las correspondientes a créditos adeudados por personas o entidades vinculadas, salvo que estén en situación de concurso y se haya producido la apertura de la fase de liquidación por el juez, en los términos establecidos en la Ley 22/2003, de 9 de julio, Concursal.

3º. Las correspondientes a estimaciones globales del riesgo de insolvencias de clientes y deudores.

En cuanto a los supuestos en los que existe vinculación, se encuentran regulados en el art. 18.2 LIS en los siguientes términos:

“2. Se considerarán personas o entidades vinculadas las siguientes:

(…)

  1. g) Dos entidades en las cuales los mismos socios, partícipes o sus cónyuges, o personas unidas por relaciones de parentesco, en línea directa o colateral, por consanguinidad o afinidad hasta el tercer grado, participen, directa o indirectamente en, al menos, el 25 por ciento del capital social o los fondos propios.

(…)

En los supuestos en los que la vinculación se defina en función de la relación de los socios o partícipes con la entidad, la participación deberá ser igual o superior al 25 por ciento. (…)

(…).”

Según se desprende del escrito de consulta, las sociedades A y B se encontraban en el supuesto de vinculación previsto en la letra g) del art. 18.2 LIS hasta noviembre de 2015.

No obstante, una vez que ha desaparecido la vinculación entre ambas entidades, y de acuerdo con lo establecido en el art. 13.1 LIS, dado que han transcurrido más de 6 meses desde el vencimiento de la obligación, el deterioro registrado contablemente en julio de 2016, de acuerdo con las normas previstas en el Código de Comercio, en las demás leyes relativas a dicha determinación y en las disposiciones que se dicten en desarrollo de las citadas normas, en la medida en que responda a lo establecido en el art. 11.1 LIS y de acuerdo con el art. 11.3.1º primer párrafo de la LIS, será fiscalmente deducible.

CONSULTA. DGT V1111/2020 DE 28 ABRIL DE 2020. EDD 2020/563380

  • Contable

Fiscalidad de deterioro contable en el IS

Si no existe, o desaparece, la vinculación entre la vendedora y la compradora, será fiscalmente deducible.

18/06/2021
Redactado por: Redacción Espacio Asesoría
0 comentarios