Acceso clientes
  • Mercantil
Redactado por: Redacción Espacio Asesoría
9 de febrero de 2021

Cese de administrador social por infracción del deber de lealtad

Debido al carácter permanente del conflicto de intereses entre sociedad y socio minoritario, se puede privar a éste de su derecho a nombrar consejeros por el sistema de representación proporcional.

La presente sentencia versa sobre el deber de lealtad del administrador, el cual, entre otros aspectos, se traduce en su obligación de evitar situaciones de conflicto de intereses con la sociedad.

El TS confirma la validez de los acuerdos impugnados y, tras hacer un repaso de la regulación legal del deber de lealtad, tanto de la cláusula general contenida en el art. 227.1 LSC, como de su materialización en las concretas obligaciones establecidas en los dos preceptos siguientes, concluye que, en este caso, los consejeros cesados han infringido la obligación contenida en el art. 229.1.f LSC, relativa al conflicto de intereses, a tenor de la cual los administradores deben abstenerse de “Desarrollar actividades por cuenta propia o cuenta ajena que entrañen una competencia efectiva, sea actual o potencial, con la sociedad o que, de cualquier otro modo, le sitúen en un conflicto permanente con los intereses de la sociedad”.

Este precepto contempla dos conductas prohibidas, como es desarrollar, por cuenta propia o cuenta ajena, actividades que entrañen una competencia efectiva, actual o potencial.

En el presente caso no concurre este supuesto, en la medida que no existe relación de competencia entre EIA y DF, dado que, aunque participan en el mismo mercado, lo hacen en niveles diferentes.

La otra conducta prohibida consiste en desarrollar, por cuenta propia o por cuenta ajena, actividades que, de cualquier otro modo, les sitúen en un conflicto permanente con los intereses de la sociedad. Y en este aspecto es donde la Sala considera que los administradores cesados sí han infringido su deber de lealtad: “el conflicto se ha producido en la actuación por cuenta ajena de los administradores cesados, puesto que estos, nombrados por DF como administradores sociales de EIA por el sistema de representación proporcional, eran, a su vez, administradores o altos cargos directivos de DF”.

El conflicto relevante en este caso se produce directamente entre la sociedad EIA y sus dos administradores nombrados por el socio DF, pues la ley presume que estos administradores hacen suyos los intereses del socio que les ha nombrado, con el que le unen ciertos vínculos, con el consiguiente riesgo de quiebra de la objetividad exigible al administrador y el riesgo de menoscabo de la integridad del interés protegido (esto es, el interés de la sociedad administrada, EIA).

El “conflicto de deberes ” del administrador (por un lado, hacia la sociedad DF que le nombra administrador y, por otro, hacia la sociedad EIA que administra) constituye un conflicto de interés por cuenta ajena , y ello debido a que los administradores cesados se enfrentaban al cumplimiento de dos deberes que son incompatibles entre sí: se trata de dos administradores designados por el sistema de representación proporcional por un socio minoritario (DF), que debían votar acuerdos del consejo de administración de EIA en los que existía un conflicto entre EIA y el socio que les había designado administradores (DF) y en el que ostentaban importantes cargos directivos, conflicto relativo a la liquidación de las relaciones contractuales mantenidas entre la sociedad (EIA) y el socio (DF) y la fijación de las deudas de este con aquella. Los administradores cesados debían optar por actuar:

– o bien en interés de la sociedad de la que eran administradores (EIA), respecto de la que tenían un deber de lealtad; o

– en interés del socio que les designó administradores por el sistema de representación proporcional (DF) y de la que eran también administradores o altos cargos directivos.

Por tanto, la vinculación que esos administradores tenían con el socio DF (que es la persona jurídica en conflicto con la sociedad EIA) es susceptible de interferir en la posición o decisión que un administrador debe tomar en el marco de sus funciones de representante leal.

Este conflicto no fue potencial, sino efectivo, como prueba el hecho de que se negaran a formular las cuentas anuales de EIA debido a que incluían un crédito frente a DF a causa de la liquidación del precio de los contratos suscritos entre EIA y DF.

Solo cuando se acordó cesar a esos dos administradores y nombrar a otros dos sin permitir a DF el ejercicio del derecho de representación proporcional, se solucionó el bloqueo del órgano de administración (que requería el acuerdo de 5/6 para formular las cuentas), y las cuentas anuales pudieron ser formuladas y aprobadas, incluyendo en las mismas los créditos que EIA consideraba que resultaban a su favor en las relaciones contractuales mantenidas con DF.

La infracción del deber de lealtad por parte de los administradores designados por DF, al haber incurrido en la conducta prohibida prevista en el art. 229.1.f LSC, constituye la justa causa que exige la jurisprudencia de esta sala para que el cese de los administradores nombrados por el sistema de representación proporcional sea lícito.

Asimismo, el interés social de EIA no solo justifica el cese de los consejeros que infringieron el deber de lealtad, sino que debe prevalecer sobre el derecho de un accionista en conflicto de interés permanente a designar consejeros por el sistema de representación proporcional. Este derecho debe claudicar ante el riesgo de infracción del deber de lealtad que representa la designación de administradores por el socio en conflicto estructural de intereses con la sociedad, en virtud de su derecho a la designación de administradores por el sistema de representación proporcional.

STS (CIVIL) DE 17 NOVIEMBRE DE 2020. EDJ 2020/721259

Fuente: Actualidad Mementos Mercantil

  • Mercantil

Cese de administrador social por infracción del deber de lealtad

Debido al carácter permanente del conflicto de intereses entre sociedad y socio minoritario, se puede privar a éste de su derecho a nombrar consejeros por el sistema de representación proporcional.

09/02/2021
Redactado por: Redacción Espacio Asesoría
0 comentarios