Acceso clientes
  • Jurídico
Redactado por: Redacción Espacio Asesoría
15 de enero de 2021

Atenuante de reparación del daño en estafa piramidal

Debe aplicarse cuando hay una actuación para aminorar los perjuicios materiales, pero no si se orientan a convencer a los perjudicados de que las inversiones eran reales.

Entre otros motivos plantea el recurrente indebidamente inaplicada la atenuante de reparación del daño, pues en el último tiempo, antes de la revelación de los hechos a la policía, el acusado gravó su patrimonio y el de su familia para hacer frente a los pagos comprometidos con las inversiones. Añade la circunstancia de que en el juicio oral puso su patrimonio a disposición de los perjudicados.

La Sala, siguiendo la jurisprudencia al respecto, considera que lo que pretende esta circunstancia es incentivar el apoyo y la ayudas a las víctimas, es decir, lograr que el propio responsable del hecho delictivo contribuya a la reparación o disminución del daño de cualquier índole que la acción delictiva haya ocasionado, desde la perspectiva de una política criminal orientada por la victimología y en la que la atención a la víctima adquiere un papel preponderante en la respuesta penal, satisfaciendo también con ello el interés general.

La atenuante precisa de una actuación objetiva y personal del acusado, normalmente integrada por el resarcimiento o por la minoración de los perjuicios materiales derivados de la acción que se enjuicia, que responda a la liberalidad de aquel a quien se atribuye el hecho dañoso, y que coloque al perjudicado en mejor situación que en la que estaba tras sufrir el delito, con independencia del cual sea el resultado imperativo del proceso penal.

La reparación puede producirse antes de abrirse la investigación policial o judicial y hasta el momento del juicio oral. Es la perfección o consumación del delito el punto de arranque de su operatividad, pues desde entonces es factible actuar en beneficio de la víctima y tratar de restablecer la situación anterior, eliminando o disminuyendo los efectos de la infracción delictiva (STS 947/2003, de 30 de junio).

Resalta el Tribunal que la atenuación tampoco tiene un carácter puramente objetivo, por lo que la exigencia del actus contrarius que compense la reprochabilidad del autor, requiere que la entrega responda a la reparación o disminución de los efectos del comportamiento delictivo, esto es, al reconocimiento del hecho imputado o de las perjuicios civiles que se han irrogado (STS 18/2006, de 19 de enero); lo que no es apreciable cuando la devolución o reparación se orienta únicamente a evitar la apertura de un procedimiento penal que sancione una acción criminal, y menos aun cuando la reparación se aborda a costa de la permanencia en el delito continuado que precisamente se atribuye.

Y en el presente caso, la sentencia de instancia proclama que los pagos que realizó el recurrente al final de su larga actividad delictiva -como los supuestos intereses que pagó durante toda su larga actividad criminal-, se orientaron a convencer a los perjudicados de que las inversiones eran reales, para evitar así que acudieran a las autoridades a denunciarle, desvelándose asimismo que para abordar este disimulo no dudó en perpetrar nuevos fraudes patrimoniales.

STS (PENAL) DE 21 DICIEMBRE DE 2020. EDJ 2020/747497

  • Jurídico

Atenuante de reparación del daño en estafa piramidal

Debe aplicarse cuando hay una actuación para aminorar los perjuicios materiales, pero no si se orientan a convencer a los perjudicados de que las inversiones eran reales.

15/01/2021
Redactado por: Redacción Espacio Asesoría
0 comentarios