Acceso clientes
  • Mercantil
Redactado por: Redacción Espacio Asesoría
27 de enero de 2021

Nueva doctrina respecto a la novación cláusula suelo

Es válida la novación de la cláusula suelo, siempre que se haya cumplido el requisito de transparencia, conforme establece la STJUE de 9 de julio de 2020.

Se denuncia por la Caja recurrente la «infracción del principio de libertad contractual y la regulación de la transacción prevista en los arts. 1809 y 1819 CC que otorga para las partes a lo transigido la autoridad de cosa juzgada

La Sala expone su doctrina sobre la modificación o novación de la cláusula suelo, que establece que es posible modificar la cláusula suelo del contrato originario , siempre que esta modificación haya sido negociada o, en su defecto, cuando se hubiera empleado una cláusula contractual predispuesta por el empresario en la contratación con un consumidor, esta última cláusula cumpla con las exigencias de transparencia . En estos casos de simple modificación de la cláusula suelo, si se cumplen los requisitos expuestos, se tendría por válida la nueva cláusula, aunque pudiera declararse la nulidad de la cláusula originaria si no se cumplían los requisitos de transparencia. Con el consiguiente efecto de que se considere que no ha producido efectos y por lo tanto todo lo que se hubiera cobrado de más en aplicación de esa originaria cláusula deba ser restituido al consumidor.

Respecto a la transacción, en la sentencia de pleno 205/2018, de 11 de abril también declaró el Supremo que una cláusula suelo podía ser objeto de una transacción: las partes, partiendo de una situación de incertidumbre, controvertida y para evitar un litigio, podían convenir realizar concesiones recíprocas y alcanzar un acuerdo que convirtiera la incertidumbre en seguridad. Y, como era el caso, si los términos de la transacción aceptada por el consumidor venían predispuestos por el empresario, entonces era preciso comprobar, también de oficio, que se habían cumplido las exigencias de transparencia en la transacción.

En la STJUE de 9 de julio de 2020 se declara que «el artículo 6, apartado 1, de la Directiva 93/13 debe interpretarse en el sentido de que no se opone a que una cláusula de un contrato celebrado entre un profesional y un consumidor, cuyo carácter abusivo puede ser declarado judicialmente, pueda ser objeto de un contrato de novación entre ese profesional y ese consumidor, mediante el cual este último renuncia a los efectos que pudieran derivarse de la declaración del carácter abusivo de esa cláusula, siempre que la renuncia proceda de un consentimiento libre e informado por parte del consumidor, extremo este que corresponde comprobar al juez nacional».

En su contestación a la segunda cuestión prejudicial, el Tribunal de Justicia concluye que la cláusula de un contrato celebrado entre un profesional y un consumidor, con el fin de modificar una cláusula potencialmente abusiva de un contrato anterior celebrado entre ambos o de determinar las consecuencias del carácter abusivo de la misma, si no ha sido negociada individualmente, puede, en su caso, ser declarada abusiva. Con ello admite la posibilidad de que una cláusula potencialmente nula, como la cláusula suelo , pueda ser modificada por las partes con posterioridad, pero si esta modificación no ha sido negociada individualmente, sino que la cláusula ha sido predispuesta por el empresario , en ese caso debería cumplir, entre otras exigencias, con las de transparencia, que desarrolla a continuación en los apartados 40 y ss.

Aplicada esta doctrina al presente caso, se ve que el contrato privado reduce el suelo inicialmente pactado del 3,25% al 2,25%, sin que esa cláusula esté negociada individualmente, por lo que debe ser objeto de un control de transparencia. Las pautas interpretativas del TJUE respecto de la introducción de una cláusula suelo en un contrato de préstamo hipotecario deben aplicarse también a la cláusula de un posterior acuerdo contractual, no negociado individualmente, que modifica la inicial cláusula suelo. El TJUE entiende que la información que debía suministrarse al prestatario consumidor debía permitirle conocer las consecuencias económicas derivadas del mantenimiento de la cláusula suelo en el 2,25%, y menciona expresamente la relativa a la evolución pasada del índice a partir del cual se calcula el tipo de interés

Y este criterio de transparencia se habría cumplido en este caso, pues consta el conocimiento de esta evolución del índice y sus concretas consecuencias económicas, por la incidencia práctica que había tenido esta evolución en la concreción de la cuantía de la cuota periódica que había venido pagando, y en el propio documento se especifica el valor del índice en ese momento.

STS (CIVIL PLENO) DE 5 NOVIEMBRE DE 2020. EDJ 2020/698701

  • Mercantil

Nueva doctrina respecto a la novación cláusula suelo

Es válida la novación de la cláusula suelo, siempre que se haya cumplido el requisito de transparencia, conforme establece la STJUE de 9 de julio de 2020.

27/01/2021
Redactado por: Redacción Espacio Asesoría
0 comentarios