Acceso clientes
  • Fiscal
Redactado por: Redacción Espacio Asesoría
4 de septiembre de 2018

Doble fallecimiento a efectos del ISD

El TS, cambiando su criterio jurisprudencial, declara que fallecido el heredero sin aceptar la herencia de su causante y transmitido a los suyos el derecho a hacerlo, al aceptar estos últimos la herencia de su causante, que falleció sin aceptar la del suyo, se produce una sola adquisición hereditaria y, por ende, un solo hecho imponible, no dos hechos imponibles ni dos devengos del impuesto, pues los herederos transmisarios sucederán directamente al causante de la herencia y en otra distinta sucesión al fallecido heredero transmitente.

Una mujer fallece, habiendo dejado en testamento como único heredero a su marido. Pocos meses después de dicho fallecimiento muere también el marido, habiendo dejado este en su testamento como única heredera universal a su esposa y, en caso de premonencia, varios legados. Cuando falleció el esposo, debido a su mal estado de salud, no había aceptado ni repudiado la herencia de su esposa.

Señala la Sala que hay que tener en cuenta que, a efectos civiles , en los casos en los que el heredero ni acepta ni renuncia una herencia antes de su fallecimiento, los mismos derechos pasan a sus herederos. Son tres por tanto las partes que intervienen: el primer causante (que es el que fallece en primer lugar), el segundo causante o transmitente (que es el heredero del causante y que fallece sin aceptar ni renunciar a la herencia de este) y el transmisario (que es el heredero de transmitente). Por tanto, para poder ser ejercitado el derecho de transmisión es necesario que el transmisario acepte la herencia del transmitente para que, una vez aceptada, pueda aquel aceptar o repudiar la herencia del causante.

Entiende el Tribunal que no puede ser interpretado como una nueva delación hereditaria o fraccionamiento del "ius delationis" en curso de la herencia del causante, sino como un efecto transmisivo de dicho poder para poder hacer efectiva la legitimación para aceptar o repudiar la herencia por los transmisarios, rigiéndose por la disposiciones que deben seguirse conforme a la sucesión del causante de la herencia.

Otro aspecto que hay que tener en cuenta es que la adquisición es un requisito necesario para se produzca el hecho imponible del ISD. En concreto, en el caso de herencia, para que pueda entenderse que se ha producido la adquisición de la herencia ha tenido que existir aceptación, la cual va a retrotraer sus efectos a la fecha del fallecimiento, momento en el cual se va a entender que se produce la única transmisión y, por tanto, el único hecho imponible y único devengo.

En consecuencia, solo puede entenderse producida en estos casos una única transmisión, por lo que una vez aceptada la herencia del transmitente y ejercitando el "ius delationis" integrado en la misma, los transmisarios suceden, por un lado, directamente al causante y, en otra sucesión, al fallecido heredero transmitente.

STS Sala 3ª de 5 junio de 2018. EDJ 2018/98209

Fuente: Actualidad Mementos Fiscal

  • Fiscal

Doble fallecimiento a efectos del ISD

El TS, cambiando su criterio jurisprudencial, declara que fallecido el heredero sin aceptar la herencia de su causante y transmitido a los suyos el derecho a hacerlo, al aceptar estos últimos la herencia de su causante, que falleció sin aceptar la del suyo, se produce una sola adquisición hereditaria y, por ende, un solo hecho imponible, no dos hechos imponibles ni dos devengos del impuesto, pues los herederos transmisarios sucederán directamente al causante de la herencia y en otra distinta sucesión al fallecido heredero transmitente.

04/09/2018
Redactado por: Redacción Espacio Asesoría
0 comentarios