Acceso clientes
  • Jurídico
Redactado por: Redacción Espacio Asesoría
6 de julio de 2017

Requisitos del recurso de casación para la unificación de doctrina

El TS, inadmitiendo el recurso, declara que el recurso de casación para la unificación de doctrina tiene por finalidad corregir interpretaciones jurídicas contrarias al ordenamiento jurídico, pero sólo en cuanto constituyan pronunciamientos contradictorios con los efectuados previamente en otras sentencias específicamente invocadas como de contraste.

​​​

La única cuestión que en el presente asunto se discute es la adecuación a Derecho de la aplicación, por parte de la Administración, del método de estimación indirecta, y particularmente, la correcta determinación del cálculo en la diferencia de operaciones declaradas y obtenidas por la Inspección.

Señala la Sala que el recurso de casación para la unificación de doctrina se configura como un recurso excepcional y subsidiario respecto del de casación propiamente dicho, que tiene por finalidad corregir interpretaciones jurídicas contrarias al ordenamiento jurídico, pero sólo en cuanto constituyan pronunciamientos contradictorios con los efectuados previamente en otras sentencias específicamente invocadas como de contraste, respecto de los mismos litigantes u otros en idéntica situación y, en mérito a hechos, fundamentos y pretensiones sustancialmente iguales.

Con este medio de impugnación se trata de potenciar la seguridad jurídica a través de la unificación de los criterios interpretativos y aplicativos del ordenamiento, pero no en cualquier circunstancia, conforme ocurre con la modalidad general de la casación -siempre que se den, desde luego, los requisitos de su procedencia-, sino «sólo» cuando la inseguridad derive de las propias contradicciones en que, en presencia de litigantes en la misma situación procesal y en mérito a hechos, fundamentos y pretensiones sustancialmente iguales, hubieran incurrido las resoluciones judiciales específicamente enfrentadas.

No es, pues, esta modalidad casacional una forma de eludir la inimpugnabilidad de sentencias que, aun pudiéndose estimar contrarias a Derecho, no alcancen los límites legalmente establecidos para el acceso al recurso de casación general u ordinario, ni, por ende, una última oportunidad de revisar jurisdiccionalmente sentencias eventualmente no ajustadas al ordenamiento para hacer posible una nueva consideración del caso por ellas decidido.

Este recurso es un remedio extraordinario arbitrado por el legislador para anular sentencias ilegales, pero sólo si estuvieran en contradicción con otras de Tribunales homólogos o con otras del Tribunal Supremo específicamente traídas al proceso como opuestas a la que se trate de recurrir.

En el presente caso, la circunstancia de que en las sentencias de contrate se estimen las pretensiones de los allí recurrentes, no supone de manera automática que entre ellas y la hoy recurrida concurra contradicción, pues lo que ha sucedido es que en esas sentencias la Sala enjuiciadora ha sido persuadida de la disconformidad con el ordenamiento jurídico del las actuaciones inspectoras, merced a la valoración de la prueba que de manera singular e individualizada se ha efectuado en cada recurso.

STS Sala 3ª de 20 julio 2016. EDJ 2016/113598

 

Documentación BBDD jurídicas demo

  • Jurídico

Requisitos del recurso de casación para la unificación de doctrina

El TS, inadmitiendo el recurso, declara que el recurso de casación para la unificación de doctrina tiene por finalidad corregir interpretaciones jurídicas contrarias al ordenamiento jurídico, pero sólo en cuanto constituyan pronunciamientos contradictorios con los efectuados previamente en otras sentencias específicamente invocadas como de contraste.

06/07/2017
Redactado por: Redacción Espacio Asesoría
0 comentarios