Acceso clientes
  • Mercantil
Redactado por: Redacción Espacio Asesoría
30 de junio de 2016

El derecho de propiedad intelectual y Twitter

La propiedad intelectual en Twitter se puede contemplar desde el uso que terceros dan a las fotos, videos y textos que publican los usuarios y al uso que el propio Twitter, como empresa, puede hacer de los mismos. También cabría distinguir en la protección que dicha empresa da a los derechos de autor, aplicando su propia política, y la protección legal más genérica.

​​​

El derecho de propiedad intelectual de los textos publicados
no es un tema pacífico, pues algunos juristas consideran que muchos de esos tuits
no estarían protegidos por no cumplir requisitos de originalidad, debido a su
escaso tamaño, o también porque se da el llamado principio de obviedad, según
el cual la descripción de una situación no necesariamente genera un derecho de
autor.

No obstante, siendo extensivos debe entenderse que al menos
en algunos casos generan una propiedad intelectual para su autor y que deberían
ser protegidos de la misma forma en que se protege un artículo en un medio
tradicional.

Desde el punto de vista legal el artículo 10 de la Ley de
Propiedad Intelectual, en su apartado 1, establece que son objeto de propiedad
intelectual todas las creaciones originales literarias, artísticas o
científicas expresadas por cualquier medio o soporte, tangible o intangible,
actualmente conocido o que se invente en el futuro. En el mismo artículo, en su
apartado 2, protege algo generalmente breve como el título de las obras.

En relación con la política de Propiedad Intelectual de la
propia compañía, lo que se considera protegido ha ido evolucionando con el paso
del tiempo. Así, el verano pasado, en respuesta a una reclamación por plagio,
Twitter la cambió para dar cabida también a los chistes, con lo que cualquier
copia de material de estas características está considerado propiedad del autor
y debe ser siempre mencionado como tal.

Se equiparan así estos textos a fotografías y vídeos dentro
de la red social que ya tenían ésta consideración y de los que Twitter ya podía
eliminar directamente los tuits que no cumplieran los derechos de autor.

Al igual que con el resto de formatos colgados en esta red,
se puede hacer una reclamación a través de un formulario oficial de Twitter
para denunciar la vulneración de la política y exigir su eliminación, que se
producirá, en su caso, tras de la investigación por parte de Twitter. Por
tanto, este procedimiento de reclamación también es aplicable para usuarios que
han creado tuits con miles de retuits y que ven que otros usuarios se cuelgan
de su contenido para subir sus seguidores y tener por tanto mayor presencia en
la red.

En estos casos, Twitter responderá a las reclamaciones por
parte de los usuarios por supuestas infracciones por el uso no autorizado de
una imagen con derechos de autor como foto de perfil o foto de encabezado,
denuncias sobre el uso no autorizado de un video o una imagen con derechos de
autor que se hayan cargado mediante el servicios de alojamiento de contenido
multimedia o tuits que contengan vínculos a supuestos materiales infractores.

La compañía penalizará a los usuarios que hayan hecho una
copia del contenido. En la primera ocasión se eliminará el contenido y se
notificará al usuario que ha sido acusado de plagio. En caso de reincidencia se
aumentará la gravedad de la sanción. Esta penalización de tuits no originales
quiere dar respuesta a los generadores de contenidos y dar mayor confianza a la
posibilidad de compartir ideas innovadoras en esta importante red social.

Por otra parte, respecto al uso que Twitter puede hacer de
las publicaciones de los usuarios hay que señalar que al aceptar las
condiciones de uso se le concede una licencia mundial, no exclusiva y gratuita
sobre el uso, copia, reproducción, procesamiento, adaptación, modificación,
publicación, transmisión, exposición y distribución de tal contenido a través
de cualquier medio o método de distribución presente o futuro, permitiendo
incluso sublicencias a terceros que considere oportunos, con lo que podrán
aparecer en otros medios siempre que hayan sido compartidos mediante las
herramientas que Twitter autoriza para ello.

En cualquier caso, si un tercero quiere usar el contenido
subido a la red deberá contar con el permiso o bien del autor o bien de
Twitter, pues no existe una autorización de uso automática e indiscriminada del
contenido, aunque Twitter, otras compañías, organizaciones o personas asociadas
con ellas podrán llevar a cabo tales usos adicionales sin compensar de ninguna
manera al usuario que ha enviado, publicado, transmitido o puesto a disposición
contenido a través de dichos Servicios.

Una persona que realiza fotografías y que luego decide
compartirlas en Twitter tiene una serie de derechos sobre ellas por el solo
hecho de tomarlas, pero desde el momento que la comparte se le aplican los
términos y condiciones que aceptó al darse de alta en el sitio web.

Por último y en relación con el uso del nombre de una
compañía o negocio, logo u otros materiales protegidos por marcas registradas
que pueda inducir a error o confundir a otras personas Twitter no permitirá su
uso, aunque no considerará una infracción de la política de marcas registradas
el uso de la marca de otro usuario de una forma que no tenga relación con el
producto o servicio para el cual se otorgó la marca registrada.

  • Mercantil

El derecho de propiedad intelectual y Twitter

La propiedad intelectual en Twitter se puede contemplar desde el uso que terceros dan a las fotos, videos y textos que publican los usuarios y al uso que el propio Twitter, como empresa, puede hacer de los mismos. También cabría distinguir en la protección que dicha empresa da a los derechos de autor, aplicando su propia política, y la protección legal más genérica.

30/06/2016
Redactado por: Redacción Espacio Asesoría
0 comentarios