Acceso clientes
  • Jurídico
Redactado por: Redacción Espacio Asesoría
5 de febrero de 2021

Validez de testamento abierto otorgado en intervalo lúcido ante notario

La falta de designación de facultativos para el reconocimiento de la capacidad del testador conlleva la nulidad del testamento.

Se instó por la demandante declaración de nulidad del testamento otorgado por su padre. El causante había otorgado testamento a favor de su hermano –que era su tutor y con quien convivía- y de su cuñada, dejando al margen a sus descendientes. Al otorgamiento, el testador concurrió con dos testigos instrumentales por no poder firmar, aunque sí estampó su firma digital. El notario no designó facultativos para el reconocimiento de la capacidad del testador por desconocer que existía una sentencia de incapacitación sin pronunciamiento relativo a su capacidad de testar.

Desestimada la demanda en primera instancia y estimada en apelación, por lo que los demandados decidieron interponer recurso de casación en cuya resolución el TSJ Galicia confirma la sentencia recurrida.

El TSJ entiende que cuando en el art. 184 LDCG se dispone la necesaria presencia de testigos en el testamento notarial abierto cuando el testador es «demente en intervalo lúcido», el legislador gallego de 2006 no se percató de que el legislador del Código Civil ya había dejado de utilizar esta impropia expresión para sustituirla por la referencia al incapacitado por virtud de sentencia que no contenga pronunciamiento sobre su capacidad para testar. Conforme al art. 665 CC, en tales casos el notario ha de designar dos facultativos que reconozcan con carácter previo la capacidad del testador, sin cuyo reconocimiento no puede autorizar el testamento, y a cuyo otorgamiento habrán de concurrir, aunque ya no es necesaria la presencia de testigos.

El art. 184 LDCG ha de entenderse referido al supuesto previsto en el art. 665 CC, de modo que la regulación gallega, limitada a la exigencia de testigos, ha de ser integrada y ajustarse a la norma estatal. Este artículo presupone la aplicación supletoria de la legislación civil estatal cuando se trata del testamento que pretende otorgar el incapacitado con vecindad civil gallega por virtud de sentencia que no contenga pronunciamiento acerca de su capacidad para testar, supuesto respecto del cual el precepto gallego completa los requisitos establecidos en el precepto estatal con el relativo a la concurrencia de testigos. Por tanto, al otorgamiento de dicho testamento conforme al art. 184 LDCG habrían de concurrir tanto los facultativos como los testigos.

De lo expuesto resulta que el testamento cuestionado se otorgó contraviniendo lo dispuesto en el art. 665 CC, que impone como garantía adicional de la suficiencia mental del testador el juicio favorable de capacidad de dos facultativos, sin el cual no cabe que el notario autorice el testamento, y sin cuya concurrencia al otorgamiento el testamento sería nulo.

Y en el presente caso, no cabe mantener la validez del testamento otorgado conforme al art. 665 CC, probando que, a pesar de no cumplirse los requisitos que el precepto exige, el testador era capaz. Sin dictamen de los facultativos favorable a la capacidad no cabe autorizar el testamento. El incumplimiento de los requisitos establecidos en dicho artículo origina la nulidad formal del testamento y no permite entrar a dilucidar si el testador era o no capaz naturalmente para testar por hallarse en un intervalo lúcido al tiempo del otorgamiento.

STSJ GALICIA (CIVIL Y PENAL) DE 20 OCTUBRE DE 2020. EDJ 2020/716961

Fuente: ADN Jurídico

  • Jurídico

Validez de testamento abierto otorgado en intervalo lúcido ante notario

La falta de designación de facultativos para el reconocimiento de la capacidad del testador conlleva la nulidad del testamento.

05/02/2021
Redactado por: Redacción Espacio Asesoría
0 comentarios