Acceso clientes
  • Fiscal
Redactado por: Redacción Espacio Asesoría
14 de julio de 2021

¿Se pueden exigir las deudas tributarias al cónyuge supérstite?

El cónyuge supérstite, que recibe el usufructo del tercio de la herencia, no responde de las deudas tributarias del causante.

El causante antes de morir había procedido a la venta de un inmueble, motivo por el cual la Administración le imputó una ganancia patrimonial en el IRPF. Su viuda, con derecho al usufructo del tercio de mejora mediante la declaración notarial de herederos ab intestato, fue requerida por la Administración para el pago de la deuda tributaria de su marido.

La cuestión que centra este conflicto, es determinar si el cónyuge supérstite está legitimado pasivamente como heredera para hacerse cargo de la deuda tributaria del causante. Con carácter general, las obligaciones pendientes tras la muerte de los obligados tributarios se transmiten a los herederos, así como a los legatarios.

Partiendo del criterio jurisprudencial, el instituido en el usufructo de la herencia solo va a tener la consideración de heredero forzoso, pero no heredero universal del causante. A diferencia de los nudos propietarios, los cuales son considerados sucesores universales de las relaciones activas y pasivas de la herencia, los usufructuarios no entran directamente en la posesión y disfrute de los bienes sino que deben recibirla del heredero o albacea. Por tanto, el cónyuge supérstite en estos casos no sucede al causante en ninguna de sus responsabilidades.

Como consecuencia de lo anterior, la viuda titular del usufructo de parte de la herencia, en su condición de heredera forzosa pero no universal, no debe responder de las deudas tributarias del causante.

STSJ ANDALUCÍA (GRANADA) (CONTENCIOSO) DE 18 NOVIEMBRE DE 2020. EDJ 2020/769286

Fuente: ADN Fiscal

  • Fiscal

¿Se pueden exigir las deudas tributarias al cónyuge supérstite?

El cónyuge supérstite, que recibe el usufructo del tercio de la herencia, no responde de las deudas tributarias del causante.

14/07/2021
Redactado por: Redacción Espacio Asesoría
0 comentarios