Acceso clientes
  • Auditoría
Redactado por: Redacción Espacio Asesoría
19 de julio de 2021

Rotación en caso de reorganización empresarial de la entidad auditada

La fecha inicial será el primer ejercicio en que la entidad A (antigua) cotizó en un mercado oficial de valores, aunque luego haya habido una fusión inversa.

La sociedad de auditoría viene auditando al grupo P y a todas las entidades componentes de este grupo desde 1989. En el ejercicio 2016 se produce una reorganización del grupo de sociedades, por el que se traspasan actividades de sociedades del grupo, entre ellas de la entidad B, a la entidad A, mediante aportaciones no dinerarias, aumentando el capital de esta última. En el ejercicio 2017 se produce la fusión inversa de las entidades A y B, de forma que A se extingue; B absorbe a A y además cambia su denominación social, pasando a llamarse entidad A.

La sociedad de auditoría considera que la sociedad B (la nueva A) deviene por primera vez en EIP en el ejercicio 2017, al ser ese año en el que por primera vez se admiten a cotización sus acciones, y que esa sociedad B (la antigua) era significativamente mayor en términos de activos y ventas en relación con la sociedad A (antigua) en el momento de la fusión; por lo que entiende que el inicio del periodo para el cómputo del plazo de duración máxima del contrato de auditoría para esta sociedad sería el ejercicio 2017.

Considera el ICAC que cuando surgen dudas acerca de la fecha y plazo de contratación por ejemplo en casos como el planteado, de fusión o transformación societarias, tanto de las entidades auditadas como de las sociedades de auditoría, su determinación corresponde al supervisor de cada Estado miembro, de acuerdo con lo previsto en el artículo 17.8 del RUE. Dicho artículo establece:

«17.8. A efectos del presente artículo, la duración del encargo de auditoría se calculará a partir de la fecha del primer ejercicio cubierto por el contrato de auditoría en el que se haya designado por primera vez al auditor legal o sociedad de auditoría para que realice auditorías legales consecutivas de la misma entidad de interés público.

A efectos del presente artículo, una sociedad de auditoría incluirá a las demás sociedades que esta haya adquirido o con las que se haya fusionado. En caso de existir incertidumbre acerca de la fecha en que el auditor legal o la sociedad de auditoría empezó a realizar auditorías legales consecutivas para la entidad de interés público, por ejemplo por haberse producido fusiones, adquisiciones o cambios en la estructura de propiedad, el auditor legal o la sociedad de auditoría las comunicará de inmediato a la autoridad competente, que determinará en última instancia la fecha pertinente a efectos del párrafo primero.».

Por tanto, la duración del encargo en caso de fusiones y adquisiciones de sociedades de auditoria debería contar desde que el encargo original de auditoria se ha llevado a cabo por una de las entidades fusionadas, es decir, sin considerar el efecto de la fusión o como si la fusión no hubiera tenido lugar.

En el caso de fusión de una EIP con otra u otras entidades, si el auditor de la entidad absorbente o de la nueva entidad creada tras la fusión era el auditor de alguna de las EIPs que han participado en la fusión, la duración del encargo debe contar desde el encargo inicial de las EIPs involucradas en la fusión. El mismo criterio se aplicará a adquisiciones, escisiones y otros cambios en la estructura de propiedad.

CONSULTA 8-124/DICIEMBRE 2020. EDD 2020/44041

  • Auditoría

Rotación en caso de reorganización empresarial de la entidad auditada

La fecha inicial será el primer ejercicio en que la entidad A (antigua) cotizó en un mercado oficial de valores, aunque luego haya habido una fusión inversa.

19/07/2021
Redactado por: Redacción Espacio Asesoría
0 comentarios