Acceso clientes
Redactado por: Redacción Espacio Asesoría
8 de julio de 2021

Obligación de rotación en caso de escisión de la entidad auditada

Si se traspasa su actividad empresarial fundamental el plazo comienza cuando la auditora contrató con la entidad original.

La consulta se refiere al periodo máximo de duración de un encargo de auditoría de acuerdo con el artículo 41 del Reglamento UE nº 537/2014 (RUE) en relación con el supuesto concreto planteado de un contrato de auditoría con una entidad de interés público (EIP).

La entidad A, que venía siendo auditada por una sociedad de auditoría desde 2002. Dicha entidad se escinde en el año 2011, segregando activos y pasivos que se transfieren a una nueva entidad B, a la que se traspasa su actividad empresarial fundamental y en la que la mayor parte de los miembros de los órganos de administración y dirección provienen y coinciden con los de la entidad A. La nueva entidad B sigue siendo auditada por la misma sociedad de auditoría hasta la actualidad.

En este supuesto, la sociedad de auditoría considera que puede entenderse que la nueva entidad B es una continuidad de la anterior entidad A, por lo que llevaría prestando los servicios de auditoría a dicha entidad desde 2002. Y en este sentido resultaría de aplicación a dicho supuesto lo establecido en el artículo 41.2  RUE, de forma que la sociedad de auditoría podría ser nombrada auditora de la entidad B hasta el ejercicio 2023, siempre que se produjera el nombramiento y contratación del auditor con anterioridad al 17 de junio de 2023.

El ICAC entiende que debe tenerse en cuenta que cuando surgen dudas acerca de la fecha y plazo de contratación por ejemplo en casos como el planteado, de fusión o transformación societarias, tanto de las entidades auditadas como de las sociedades de auditoría, su determinación corresponde al supervisor de cada Estado miembro, de acuerdo con lo previsto en el artículo 17.8 del RUE.

Atendiendo al supuesto planteado ha de considerarse que, a efectos de lo establecido en el artículo 17.8 y 41 del RUE la nueva entidad B debe considerarse como continuidad de la anterior entidad A (al ser B una escisión de A), por lo que la fecha inicial de contratación a tener en cuenta a efectos del período máximo de contratación de la sociedad de auditoría por la nueva entidad B será el ejercicio 2002, al ser este ejercicio el primero en que fue auditada la entidad A por dicha sociedad de auditoría.

Por tanto, la sociedad de auditoría podría ser nombrada y contratada para realizar la auditoría de la nueva entidad B hasta el ejercicio 2023, siempre y cuando el nombramiento y contratación se realizase con anterioridad al 17 de junio de 2023.

CONSULTA 7-124/DICIEMBRE 2020. EDD 2020/44040

Obligación de rotación en caso de escisión de la entidad auditada

Si se traspasa su actividad empresarial fundamental el plazo comienza cuando la auditora contrató con la entidad original.

08/07/2021
Redactado por: Redacción Espacio Asesoría
0 comentarios