Acceso clientes
  • Jurídico
Redactado por: Redacción Espacio Asesoría
10 de septiembre de 2021

Mala fe en el ejercicio del derecho hereditario

Genera consecuencias jurídicas al existir abuso de derecho, con posible desestimación de las pretensiones.

Los demandantes solicitaron su declaración como herederos de su padre biológico y de su hermana de un solo vínculo, tras la declaración de su filiación no matrimonial, junto con el demandado -único hijo matrimonial vivo- casi 40 años después del fallecimiento del primero.

En primera instancia, la demanda resultó desestimada respecto a la herencia del padre por haber transcurrido el plazo preciso para operar una prescripción adquisitiva a favor del demandado -pronunciamiento que devino firme- y estimada respecto de la herencia de la hermana de único vínculo. Interpuesto recurso de apelación por ambas partes, se confirma la condición de herederos de los demandantes respecto de la hermana.

El demandado decidió interponer recursos por infracción procesal y de casación tras descubrir que los demandantes habían ocultado, intencionadamente, que la acción de filiación había sido desestimada en un proceso previo -reclamada la filiación en 1986 fue desestimada, si bien, reclamada de nuevo en 2010 con ocultación del proceso anterior, resultó estimada-.

El recurrente funda su recurso de casación en los siguientes motivos:

– Ocultación de la existencia de una sentencia previa desestimatoria de la acción de filiación, que supone la infracción del art. 6.4 y 7 CC por fraude de ley y abuso de derecho en el ejercicio de la acción de filiación, contrariando el principio de la buena fe en el ejercicio de los derechos. Los demandantes plantearon una nueva reclamación de filiación, ocultando que ya lo habían hecho sin éxito con anterioridad y que existía cosa juzgada.

– Infracción del art. 112 CC, que limita los efectos retroactivos de la determinación legal de la filiación a la paterna y materna, no extendiéndose a los derechos hereditarios de colaterales.

Respecto al primer motivo, el Tribunal Supremo concluye que los demandantes incurrieron en un comportamiento contrario a la buena fe. Ocultaron la primera sentencia desfavorable a su filiación no matrimonial, que alcanzó firmeza, aprovechándose de la rebeldía de los demandados, que no tuvieron la oportunidad de conocerla. De este modo, consiguieron obtener una segunda sentencia favorable a su filiación, incumpliendo la prohibición de promover una nueva demanda en ejercicio de la misma pretensión -de nuevo ocultaron la primera sentencia de filiación al ejercitar la segunda, en lugar de hacerlo al amparo de la disp. trans. sexta Ley 11/1981, que les habría permitido ejercitar de nuevo su pretensión de filiación de forma legítima, lo cual descarta su buena fe-.

Esta sentencia favorable les permitió reclamar los derechos hereditarios en un tercer proceso y, cuando fueron descubiertos, se opusieron a que se incorporara a los autos la sentencia desfavorable a su filiación que habían ocultado, confirmando su intencionalidad. Lo anterior lleva a concluir que el segundo proceso de filiación se planteó, no para conseguir su reconocimiento como hijos de su padre biológico, sino con la perspectiva de conseguir un título habilitante para la reclamación de unos derechos hereditarios.

Declara el Tribunal que nuestro ordenamiento exige el ejercicio de los derechos conforme a la buena fe sin excepción, incluso en el caso de derechos fundamentales o del derecho a la tutela judicial efectiva. Actuar conforme a los requerimientos derivados de la buena fe exige no hacerlo en contra de la confianza suscitada en la otra parte, ser coherente con la propia conducta por imperativos éticos y no ejercitar de forma desleal los derechos subjetivos. Las actuaciones sin sujetarse a dicho principio no generan una mera sanción moral por la conducta desencadenada, sino indiscutibles consecuencias jurídicas sobre el ejercicio de los derechos, como incluso la desestimación de las pretensiones ejercitadas.

STS (CIVIL PLENO) DE 14 JULIO DE 2021. EDJ 2021/633361

Fuente: Actum Civil

  • Jurídico

Mala fe en el ejercicio del derecho hereditario

Genera consecuencias jurídicas al existir abuso de derecho, con posible desestimación de las pretensiones.

10/09/2021
Redactado por: Redacción Espacio Asesoría
0 comentarios