Acceso clientes
  • Mercantil
Redactado por: Redacción Espacio Asesoría
2 de julio de 2021

¿Es la consultoría una actividad a efectos de aplicar la LSP?

Aunque socialmente pueda entenderse una actividad profesional, no está sometida a colegiación obligatoria y no le es aplicable la LSP.

Se centra el recurso en determinar si las actividades enumeradas en el art. 2 de los Estatutos sociales, o alguna de ellas, pueden encuadrarse entre las «profesionales» que describe el artículo de la Ley de sociedades profesionales (LSP) y que determinan la sujeción de la compañía a la disciplina especial que el texto legal establece.

Entiende la Dirección General, revocando la calificación del registrador que había denegado la inscripción, que el art. 1.1 LSP comienza ordenando que «las sociedades que tengan por objeto social el ejercicio en común de una actividad profesional deberán constituirse como sociedades profesionales en los términos de la presente Ley».

El segundo párrafo lo acota los confines del precepto declarando que, «a los efectos de esta Ley, es actividad profesional aquélla para cuyo desempeño se requiere titulación universitaria oficial, o titulación profesional para cuyo ejercicio sea necesario acreditar una titulación universitaria oficial, e inscripción en el correspondiente Colegio Profesional».

Por tanto, la idea de profesión está vinculada a las notas caracterizadoras de una ocupación, actividad o cometido socialmente tipificado por un núcleo de saberes, técnicas o habilidades dirigidos al cumplimiento duradero de una función o tarea.

De lo anterior se deduce que el ejercicio profesional en común al que pretende someter a sus prescripciones específicas es el referente a unas actividades concretas, objeto de una configuración legal expresa como «profesiones tituladas» y cuyo ejercicio se halle sometido a colegiación obligatoria.

Declara el registrador en la nota de calificación impugnada, de un modo genérico, que «las actividades descritas en el art. 2 de los Estatutos, constituyen actividades profesionales», sin señalar específicamente las que pudieran tener tal carácter, y menos aún indicar la disposición o disposiciones legales de las que derivara el carácter de profesión titulada sometida a colegiación obligatoria.

El recurrente centra su razonamiento impugnatorio en rebatir que las actividades de formación, consultoría y asesoramiento en el campo de la construcción, la ingeniería y la arquitectura tengan el carácter de actividades profesionales a los efectos del artículo 1 de la Ley de sociedades profesionales, alegando que ninguna de esas tareas comporta el ejercicio de la profesión de arquitecto o ingeniero.

Da la Dirección General la razón al recurrente, pues si el mecanismo decisorio del registrador hubiera discurrido por ese cauce, incurriría en el error de confundir la profesión de arquitecto o ingeniero con la prestación de servicios de formación, orientación o consejo para el mejor ejercicio de tales cometidos, cuya responsabilidad en la ejecución correspondería, en todo caso, al profesional destinatario de esos servicios.

Y en relación con la consultoría,  aunque se va delimitando como una actividad profesional socialmente tipificada, el legislador todavía no ha adoptado la decisión de regularla como una profesión titulada sometida a colegiación obligatoria.

RES. DGRN/DGSJFP DE 10 MARZO DE 2021. REGISTRO MERCANTIL. EDD 2021/534934

  • Mercantil

¿Es la consultoría una actividad a efectos de aplicar la LSP?

Aunque socialmente pueda entenderse una actividad profesional, no está sometida a colegiación obligatoria y no le es aplicable la LSP.

02/07/2021
Redactado por: Redacción Espacio Asesoría
0 comentarios